Desde mi ventana: Cuando el mundo se derrumba ante nuestros ojos...

Hablas de venganza. ¿Va la venganza a devolverle su hijo? ¿Va a devolverme acaso a mí el mío? (Marlon Brandon, El Padrino)

Traición. El arma que se encuentra solamente en la persona que amamos. La daga afilada que ningún desconocido puede utilizar contra nosotros, pero es clavada en nuestro interior por aquellas personas en que hemos depositado nuestra confianza. Ojalá la utilizase un extraño o simplemente todo se tratase de un ataque al azar, ser víctimas de las circunstancias de la vida, o parte de los caprichos del destino. Pero no. La traición llega de la mano de ese ser que tanto amamos. Y eso lo que más nos duele.

Parafraseando a Max Lucado la traición es más fuerte que cualquier tipo de rechazo. El rechazo abre una herida, más la traición le echa sal. Es más dolorosa que la soledad, porque la soledad nos deja desamparados en el frío, más la traición cierra la puerta en nuestra cara. Es más triste que la burla. La burla clava el puñal, sin embargo la traición lo revuelve en nuestras entrañas. Es más difícil de digerir que un insulto. El insulto ataca el amor propio, la traición nos rompe el corazón.

Cuando pensamos en ejemplos de esto, las experiencias que hemos visto a nuestro alrededor reviven como fotografías en nuestra mente. La llamada de un amigo en el hospital porque aquel a quien dio de comer le quebró un tabla en la cabeza para asaltarlo. La esposa amorosa que ve a su marido marcharse con una mujer mucho más joven que ella. El padre que nunca se presento al cumpleaños de sus hijos. La madre que ve como sus hijos le roban el dinero para consumirlo en drogas. El descubrimiento de un engaño. Traición. Cuando el mundo se derrumba frente a nuestros ojos.

Donde hay oportunidad para construir, alguien pasa la demoledora sobre nuestro corazón. Justo cuando menos te lo esperas, la traición te golpea de frente sin ningún remordimiento. Son la fe y esperanza puestas en un saco y arrojadas al mar. Te sorprende y no sabes como actuar. No sabes si reír, correr, o llorar. Nadie esta preparado para recibirla en nuestra casa, pero esta llega sin avisar. ¿Y es que como puede uno reaccionar? No existe manual paso a paso que nos permita saber como sobrellevarla, solo la experiencia de la vida misma, observando los ejemplos que hay a nuestro alrededor.

Porque si algo nos ha enseñado la vida, es que no hay nada más duro que ser traicionado, pero al mismo tiempo, no hay nada más triste que cargar con este resentimiento hasta la tumba. No me mal interpreten, nada justifica el hecho de que ser lastimados. Nada minimiza la acción y el daño. De hecho, la verdad la idea del perdón es poco realista en estos tiempos, sin embargo es ahí donde nace mi pregunta ¿Que hacemos entonces?

¿Puede la venganza devolver nuestra alegría? ¿Hace algún bien el cargar con esa pena? ¿Sirve de algo llevar todo ese dolor en nuestro cuerpo? No quiero menospreciar el daño que hayamos pasado, pero tampoco podemos olvidar algo que todos sabemos, y que pocas veces recordamos: La vida no es justa. No es pesimismo. Es una realidad. No me gusta y a usted tampoco, pero las cosas son así. Desearíamos que la vida fuera de otra manera, pero desde que aquel vecino tuvo una mejor bicicleta que nosotros, nos hemos venido diciendo lo mismo "No es justo". Sin embargo, como dijo Lucado en su libro "Y los ángeles guardaron silencio", a veces hace falta alguien que nos recuerde "¿Quien nos dijo que la vida sería justa?"

Dios no fue quien lo dijo. El no dijo: "Habrán dificultades de vez en cuando". No. El fue claro en marcar la cancha desde el principio: "En el mundo pasarán aflicción". Las pruebas son parte del paquete. Las traiciones son parte de nuestras pruebas. No se trata de desconfiar de todo el mundo, viviendo con temor de ser traicionado. Pero tampoco se sorprenda cuando esta llegue a su puerta. Se que suena fácil, pero no lo es. Mi almohada llena de lágrimas sabe que no lo es. Pero la vida es demasiado corta como para quedarse llorando la leche derramada.

Sin temor a equivocarme, creo que cada uno de nosotros, independientemente de la creencia que profesemos, hemos escuchado la historia de Judas y la forma en que entregó al Hijo del Hombre, ¿Curioso no? Entregar a su amigo con un beso en la mejilla. ¿Porque con un beso? ¿Acaso existe un símbolo de mayor confianza que un beso? Judas pudo simplemente señalarlo y llamarlo por su nombre, pero no fue suficiente. La víbora mata con su boca, y Judas entregó al hombre con quien había compartido tres años de su vida poniendo sus labios sobre su mejilla.

Y ahí es donde cambia la historia. Observe bien lo que Cristo hace. "Y Jesús le dijo: Amigo, ¿a que vienes?" ¿Amigo? Tiempo fuera. Un momento, ¿estamos leyendo bien? ¿Amigo?. De todas las palabras "habidas y por haber" para calificar a Judas, nuestro Salvador utiliza la menos acorde con las circunstancias. Seamos sinceros, nadie en todos sus cabales, hubiera utilizado jamás la palabra amigo. La Biblia no menciona que Dios haya tratado diferente a Judas en el tiempo que compartió con él. No hay una sola referencia a un hecho de mal trato o indiferencia ante su presencia. Ni siquiera la noche de su Última Cena. Lo trato como a su igual, aún sabiendo que lo iba a traicionar.

Esto realmente revienta mi cabeza. Si Judas le hubiese traicionado en un momento de debilidad, la historia lo hubiese perdonado, tal como paso con Pedro, sin embargo la realidad nos enseña que la idea nació en su corazón. Los fariseos no le buscaron. El solito se presento ante ellos. "¿Que me queréis dar y yo os lo entregaré?" Luego viene su método. Un beso. ¿Porque Judas? ¿Porque un beso? ¿Porque llamarlo Maestro? Pero mi pregunta sin respuesta siempre será ¿Porque Jesús? ¿Porque lo llamaste amigo? ¿Que nos quieres enseñar con esto?

Hace unos años, vivimos una situación muy difícil en nuestra familia. Personas que habíamos amado, amigos con los que compartimos nuestro pan y nuestra mesa, nos dieron una terrible puñalada. Clavaron su daga en lo más profundo de nuestras entrañas. Uno de ellos era uno de mis mejores amigos. Le había tendido la mano cuando más lo había necesitado, y su traición marcó para siempre mi vida. Los años pasaron y la herida se fue haciendo más grande, hasta que una tarde me encontré de golpe con una frase de Max Lucado "Las relaciones no prosperan porque el culpable sea castigado, sino porque el inocente es misericordioso".

Esa tarde entendí el concepto del perdón. Perdonar no es pretender que las cosas no han pasado. Perdonar es como una cicatriz que queda en nuestro cuerpo. No produce dolor, pero nos señala que algo sucedió ahí. Nos advierte que debemos tener cuidado, pero no nos impide seguir viviendo normalmente con nuestras vidas. Habrán heridas enormes, algunas incluso lleguen a ser amputaciones, su manejo requerirá mucho más cuidado, sin embargo ninguna fue capaz de arrebatarnos la vida. Y ese es el punto.

La venganza solo destruye nuestra alma y no nos permite poder continuar con nuestras vidas. La ira te da un gran poder pero si no lo controlas puede destruirnos. Y es así como nace el rencor, la inevitable pena que estrangula nuestra alma hasta que el recuerdo de lo que alguna vez nos hizo feliz, es veneno en las venas, y deseas con todo tu corazón, que esa persona que tanto amaste nunca hubiese existido. Por eso lo único que podemos hacer con nuestras vidas es perdonar, y continuar. Suena fácil. Pero no lo es. Sin embargo no hay camino más allá del resentimiento que lleve el alma a su inevitable muerte.

Pero eso es lo que pienso yo, lo que nos ha enseñado la vida, sin embargo no me gustaría irme sin conocer su opinión, por eso les dejo la pregunta de esta semana ¿Cual creen ustedes que es el mejor camino para sobrevivir a una traición, la venganza, o el perdón? Valen todas las respuestas. Un abrazo. Los quiero montones!!

Nota del autor: Este es quizás uno de los post más largos que he escrito desde que empezamos el blog hace ya tres años, y quizás también uno de los que más cuestione si debería o no publicarse. Sin embargo era un tema que llevaba semanas dando vuelta en nuestra cabeza y hace días quería compartirlo con ustedes. Espero que les sea de tanto provecho, como en su momento lo fue conmigo. Gracias por su apoyo. Un abrazo mis queridos amigos. Feliz inicio de semana. Los quiero!

20 comentarios:

  1. Ufff dejame lo pienso... y regreso a comentarlo con toda la propiedad del caso. Yo estaba preparando un post de venganza... claro que los enfoques son totalmente diferentes pero el cuestionamiento es parecido.

    Bueno no te digo más, me gustó mchisimo el post, si considero que es dificil lidear con todo lo que la venganza, el perdón y sobre todo el corazón nos dicta.... ahí veo como hago para ordenar mis ideas... n abrazo!!!! Demasiado, este post TENÍA q ser publicado.

    ResponderEliminar
  2. Wow dema buen post... me costó leerlo en serio cm te dije :-/ pero que bueno que lo hice, me gustó montones. "El rechazo abre una herida, más la traición le echa sal"- no voy a olvidar esa frase, de las q más me han marcado más el día d hoy con tantos pensamientos sobre esos 2 temas que han rondado mi mente...

    En cuanto a tu pregunta: el mejor camino la venganza o el perdón pues creo y siento que el perdón, como muchas veces se ha escuchado "la venganza es dulce" y no voy a negarlo, pero la venganza corrompe y lo que hace es aliviarnos por unos instantes, después de que el efecto pasa, la situación en nuestro interior seguirá siendo la misma. por otro lado el perdón es y cito a compas: oportunidad, crecer como persona, dejar de culpar, decisión, convicción... el perdón no es ni será sinónimo de olvido. el perdón es para uno mismo o una misma, es para estar bien consigo mism@...

    Bueno creo q alargué un poco lo q dije jeje... gracias x el post y en serio que tenía que ser publicado...
    Abrazos... nos seguimos leyendo :D

    ResponderEliminar
  3. ¡Buenas! Hemos visto que este blog también participa en los premios 20 blogs y nos hemos pasado para echarle un vistazo, nosotros también nos presentamos en la categoría de viajes http://lablogoteca.20minutos.es/blog-de-viajesnet-331/0/
    Y no hemos querido irnos sin antes dejar un comentario.
    Saludos y mucha suerte en el concurso, aunque la cosa está complicada...

    ResponderEliminar
  4. Hay Pablito, tremendo tema nos has dado para pensar.
    Primero, no esta tan largo como lo imagine jeee... creéme. Tal vez fue porque me gusto mucho lo que escribiste.
    Segundo, en estos meses he pasado por una traición tal cual la describes, en un principio sentí que me moría (te soy sincera), pase diferentes etapas. Pero en el fondo entendí a Dios, porque perdona. Cuando amas a alguien tanto (sea madre, hijos, esposos, pareja, hermanos, etc) ese amor es el que te doblega para que no lo odies, porque es tan grande ese amor que no puedes más que perdonarlo y empezar de nuevo pero solo. No sé si algún humano habrá llegado a sentirlo tanto como Dios lo hace con nosotros. Pero en mi caso a lo mucho que he llegado a progresar es a perdonarlo, sin sentir ganas de venganza. Lo que no puedo es hablarle ni acercarme a esa persona, por que me duele y lloraría en ese momento al recordarlo, es decir no lo odio, ni nada pero aún me duele. Creo que para que eso pase... me tardaré años a diferencia de Dios que lo hace en un segundo. Como bien dices, pese a la traición lo llama amigo a Judas, eso es lo que muy pocos logran sentir, pensar y expresar.

    Tercero, en relación a la pregunta que nos lanzaste ¿Cual creen ustedes que es el mejor camino para sobrevivir a una traición, la venganza, o el perdón?
    El mejor camino es dar pasos de a poco, el primero es responder la pregunta del porque sucedio la traición (esa que siempre nos hacemos, porque a mí?) por que la incertidumbre de no saberlo es lo que nos carcome día a día. El siguiente paso, una vez entendida la traición, es deshechar la venganza. Quien pierde ahí? solo uno mismo. La venganza llega a ser el único próposito en la vida. Y es acaso ese el único próposito que tenías?? recuerda que es lo que amabas hacer y pensar antes de la traición. Acaso merece perder todas esos sueños por una venganza que no beneficia a nadie?? Hay que dejar que la vida se haga cargo, pero no esperes que se muera al día siguiente, ni que le caiga un trueno ni nada de esas cosas. Puede vivir 100 años gozando de salud, pero no sabes lo que en esos años ha pensado o ha cargado en su mente y conciencia. El siguiente paso, el más díficil es el perdonar. No lo vean como sinónimo olvidar lo que nos hicieron. Sino dejar cicatrizar esa herida tan profunda, y como?? aquí siempre intervienen los amigos, ellos son los que nos levantan del piso, los que nos ayudan a reflexionar, los que nos levantan el ánimo, los que nos hacen ver lo que no podemos ver. Porque Jesús tenía 12 discípulos??? uno le fallo, pero los otros estuvieron ahí para apoyarlo. Uno no sobrevive solo en el mundo. No es bueno encerrarse con los pensamientos, sufrimientos... uno debe sacarlos, llorarlos en su momento, pero luego levantarse y seguir. Aunque ese momento no se vea más allá de nuestra nariz, hay un mundo que debemos saborear, un mundo lleno de sorpresas, y nos lo estamos perdiendo.

    Díficil proceso, dependiendo que tan preparado estas. No es lo mismo pasar una traición cuando es la primera, como cuando ya superaste alguna.

    Besos y abrazos Pablito, me gusto mucho tu post, muy debatible. Yo aún sigo en el proceso, y sé que me tardaré un poco, pero lo lograré.

    ResponderEliminar
  5. Hola amigos!!

    Gracias de verdad por su apoyo. Sinceramente dude mucho en publicar este post por lo poco receptivo que es hablar sobre este tema, sin embargo, les doy infinitas gracias por recibirnos de esta manera. Sus palabras de verdad que son un gran aliciente. Un enorme abrazo!

    Joha: Gracias amiga!! De verdad que estuve pensando en no publicarlo, sin embargo me motiva bastante saber que estaba equivocado, y que les ha gustado bastante, incluso más de lo que esperaba. Yo estaré atento a tu comentario, y por supuesto al tanto de ese post que también será bastante interesante el poder leerlo cuando lo tengas publicado. Un enorme abrazo y gracias por tu tiempo. Nos seguimos leyendo!

    HeiASJ: No sabes cuanto me alegra amiga el poder ver que este post te ha sido de bastante provecho. Gracias de verdad por sacar el tiempo para leerlo hasta el final, porque se que el tema es bastante complicado, y no siempre podemos digerirlo de la mejor manera, a mi en lo personal, tal y como te lo comente, me fue difícil llegar hasta esta conclusión, sin embargo, no puedo negar que es lo mejor que pude haber hecho. Y sobre tu comentario, no tengo nada más que agregar que tus amigos están en todo lo cierto, por lo menos desde mi punto de vista, ya que de verdad que no se trata de nadie más, sino de nuestra vida, y es esa vida la que construimos o arruinamos con un camino lleno de heridas y resentimientos que no llevan a ninguna parte. Un abrazo, nos seguimos leyendo!

    Viajes.net: Bienvenidos!! Si, todos los años nos matriculamos, y al rato se nos olvida jeje gracias por pasar, siempre es bonito recibir visitas del extranjero, y compartir un poco sobre lo que se hace en la vida. Suerte con la competencia. Un abrazo!

    Anita: Gracias amiga! Si que es un tema debatible, y por eso quise lanzarles la pregunta al final del post, porque hay muchos caminos para superar una situación de estas, y es un hecho que sobre el texto no hay verdad absoluta. Yo creo al igual que tú que el perdón es el quizás el más difíciles de las rutas que podemos escoger, pero quizás es la mejor manera de hacer las cosas. Como bien mencionas, la venganza es algo que nos hará perder la visión y el propósito que teníamos antes de ser lastimados, incluso podríamos verlo con un tropiezo en la búsqueda nuestros sueños, sin embargo también podemos utilizarlo como un proceso de maduración y transformación de adentro hacia afuera. Una puerta abierta para mostrar de que estamos hechos, porque es a través del fuego que se distingue el oro de la grana, de la misma manera, es en las pruebas difíciles que nos pone la vida, la forma en que podemos definir con actos de que estamos hechos. Un abrazo amiga, y gracias por compartir también conmigo tu experiencia. Fuerzas, nos seguimos leyendo. Un abrazo!

    Los sigo leyendo, un enorme abrazo!!

    ResponderEliminar
  6. "La venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena" eso decían en el Chavo del 8....
    Ahora bien, primero y antes de contestar la pregunta, me planteo otra... ¿Es la vida justa? siempre me ha incomodado la frase de que la vida es injusta y me parece que no todo es cierto (nótese, no todo). A veces nosotros no entendemos qué al final de cuentas va a hacer justicia sino que pretendemos escoger nosotros lo que es justo y lo que no... Me perdería si sigo en este tema así que esperen post jeje.
    Venganza o perdón... la venganza es hacerle un mal al otro, el perdón es hacerse un bien uno... difícilmente la venganza traiga más satisfacción que saber qué yo me pude reponer a una situación tan dificil y que saqué provecho de todo eso
    Así que voy por el perdón siempre y cuando se pueda asimilar y sacar provecho de lo sucedido, no un perdón ciego que solo busca evitar la situación...
    Gracias por el post Pablito, excelente!!

    ResponderEliminar
  7. mae es la segunda vez que lo leo hoy, y otra vez este post hace que se remueva todo dentro de mi, recordandome que sin perdón no soy nadie, creo fielmente que el perdón separa a los hombres de los cobardes. porque solo aquel que cuenta con la entereza del corazón es capáz de perdonar, y quien es capáz de perdonar, tendrá el poder de ganar el mundo.
    gracias Pablo por tan buen post. un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Vargas, fren, buen post men - lo dejaste salir, lo senti como una lucha necesaria para sacar de la cabeza todas esas ideas cruzadas, sentimientos... lo senti mas como un viaje filosofico por decirlo de alguna manera.

    Por que al menos para mi esa es la forma de digerir las varas malas que habitan en nuestro corazon y mente - desmembrarlas, realizandoles una autopsia, comprenderlas, estudiarlas para poder dejarlas ir y lograr encontrar ese hermoso silencio que es la paz...

    Buenisimo men, un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Como dicen Andrew: Fren, buen post men.
    Pablito, siempre repito, y repito que nos hacés reflexionar con cada palabra.
    Es buenísimo porque no se viene a leer por leer, si no a aprender también.
    Espero que estés súper bien amigo, hermamo y compañero de las letras.
    Cuidate mucho.
    Beso, abrazo y magia.

    ResponderEliminar
  10. Hola amigos!

    Jos: Man te juro que pensé en esa frase mientras escribía las últimas líneas de este post. Fue una lección que me quedo grabada en la conciencia desde que estaba pequeño (y dicen que la tele no ayuda, bueno, eran otros tiempos la verdad). Me gusto eso mencionaste sobre la justicia en la tierra, muchas veces queremos que se haga “nuestra voluntad” y no pensamos en todo lo que esto puede conllevar (espero ese post) sin embargo como bien dices, no hay como mirar en retrospectiva y saber que fuimos lo suficientemente fuertes para enfrentar una catástrofe y reconocer que pudimos salir adelante. Voto igual por ese tipo de perdón.

    Ticopander: Pura vida por esa segunda re-leída. No tengo casi nada que agregar a esa frase, me encanto “El perdón separa a los hombres de los cobardes”. Cuanta verdad hay en esas palabras, uno realmente nunca será libre de lo que hay en su corazón hasta que reconozca que es necesario dejar atrás el pasado, sino perdonamos, esos fantasmas nos perseguirán por años, y la verdad es que nunca encontraremos esa paz que tanto anhelamos los seres humanos, la convicción de haber hecho lo correcto. Un abrazo, gracias a ti por comentarlo!

    Andrés: Man si, no lo puedo negar, es un viaje al interior de nuestra alma, a la herida, a esa que fue abierta hace mucho tiempo y fue necesario cerrar. Un capitulo y un viaje en nuestra vida que reúne muchas cosas que han pasado en nuestro camino por esta tierra, pero al mismo tiempo todas las cosas que hemos aprendido de la vida. Concuerdo contigo que la mejor manera de entender lo que pasa a nuestro alrededor es mediante la reflexión y la acción. Pensar en lo que ha sucedido, y actuar sobre las cosas que hemos decidido. Gracias de verdad my fren por acompañarnos en este viaje. Un enorme abrazo!

    Natalia: Mi querida amiga!! Solo puedo decir, esto es la magia y el encanto que tiene la escritura. El poder compartir una vida y un sentimiento a través de unas cuantas líneas. Me alegra muchísimo Naty que vengas y puedas llevarte algo para pensar en el camino. Cuidate mucho señorita, un enorme abrazo, y gracias por estar siempre al tanto, ahí tenemos que reunirnos un día de estos para ponerte al día con un par de regalos hermosos que han llegado a mi vida. Te quiero señorita, un abrazote!

    De verdad que cada vez estoy más agradecido por el apoyo que le han dado a este post, sinceramente que nunca me paso por la cabeza que les fuera agradar tanto, sino más bien sin embargo, me alegro de no haber tomado la decisión de guardarlo en el baúl de los recuerdos, y haberlo publicado. Una moraleja que no olvidaremos jamás. Gracias por su apoyo. Los sigo leyendo!!

    ResponderEliminar
  11. Aunque sea un post bastante largo, pero no importa, me ha gustado mucho. Y creo que el tema de la traición es complicado, yo podría escribir todo un libro!!
    Por eso admiro este post, por la manera en q lo has explicado, con lo difícil q resulta, pues es un sentimiento que duele mucho y se mezcla con la pena.
    Respecto a tu pregunta, pienso q depende del tipo de traición q sea, pero hay q evitar la venganza en cualquier caso.
    Yo opino q si se puede perdonar y seguir mirando a la persona q nos ha traicionado sin odio, pues bien. Y si no, pues perdonarle y apartarla de nuestra vida, si vemos que en el fondo aún guardamos rencor.
    Como ves, mi respuesta tampoco es muy corta,jeje!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Tienes toda la razón -que es lo mismo que decir Coincido en todo contigo-.
    El perdón cura. La vida no es justa. La venganza es inútil. El tiempo no para. Judas. Pedro. Jesús.

    Nos puede volver insensibles pero es sensato: "Espera lo peor y no serás defraudado".

    saluos!!

    ResponderEliminar
  13. Una entrada con una gran enseñanza, delicada y ejemplar que nos lleva a una meditación clara y profunda.
    Y esta es la maravilla y la libertad del que escribe. El perdón y la sensación de recordar sin dolor...es difícil pero creo que no imposible. Precioso mensaje. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Otro post que me deja marcada, con un sabor a reflejarme en el de tantos modos, es cierto el rechazo duele pero la traición casí casí mata un algo dentro de nosotros, hace no mucho tiempo experimente una de esas que se caracterizan por tomarte decuidad@ y por más que a sangre fria pienses en hacer venganza sabes que traicionar por haberlo sido no tiene el mismo peso y que además no llenaría ese algo que se perdio cuando fuiste traicionado.
    En efecto amigo la vida no es justa, por cosas ajenas a nosotros nos toca darnos cuenta de ello, pero cuando por culpa de terceros la hacen ver aún más injusta es cuando de verdad sientes que algo se derrumba ante ti.

    ResponderEliminar
  15. para ser lógico & breve... la venganza es un trasto tan inútil! (parafraseando a Benedetti)

    deshora

    ResponderEliminar
  16. ¡Adelante con tus artículos, es un placer leerlos!

    ResponderEliminar
  17. Vane: Gracias amiga, la verdad si es un tema complicado que fue difícil de resumir en un solo texto, sobre todo con tanto sentimiento aún a flor de piel, que da para la reflexión y muchas cosas más. Concuerdo contigo, la venganza no nos lleva a ningún camino de provecho, porque aunque perdonar es bien difícil, soy el primero en reconocerlo, no podemos seguir haciéndonos daño con la carga de un rencor el resto de nuestras vidas. Como ves, mi comentario tampoco fue tan corto jeje

    Actservidor: Wow men, me dejaste volando con esas frases. Muy profundas y cortantes, pero sinceras y efectivas. Bienaventurado el que nada espera porque nunca serás defraudado. Es cierto bro, la vida no es justa, pero el perdón cura en gran medida. Un abrazo!!

    Delfinenlibertad: No es imposible, recordar sin dolor es la verdadera señal que realmente hemos perdonado aquellas personas que nos han hecho algún daño en nuestra vida. Me alegra que te haya gustado. Un enorme abrazo!!

    Socias: Así es amiga, la vida tiene tantos matices que a veces nos deja sin aliento, momentos difíciles que nos ponen contra el piso y nos deja completamente sin sentido. Concuerdo contigo en la venganza no tiene el mismo peso, nada de lo que hagamos podrá compararse con la satisfacción personal que deja saber que algo estuvo a punto de matarte, y lo superaste sin ningún rencor. Un enorme abrazo señoritas, se les quiere montones!

    Amorexia: Man no tengo nada más que decir, la venganza no tienen ningun sentido, y como dices, no es más que un trasto inutil. Un enorme abrazo!!

    Roncahuita: Gracias por pasar por acá a leerlos, y sobre todo gracias por comentarlos. Un abrazo!!

    Gracias de verdad a todos por compartir sus opiniones tan sinceras sobre este complicado tema, no hubiera sido lo mismo sin ustedes. Un enorme abrazo a todos, gracias por permanecer a nuestro lado!!

    ResponderEliminar
  18. Hola Pablo
    Vengo a visitarte y me encuentro con este post sobre la traición.
    Hace años la sufrí en carne propia,de quien menos la esperaba.En realidad es la que verdaderamente duele ¿verdad? Provino de un socio (familiar) al que le dejé la caja a cargo, junto con su mujer. Cuando luego de 7 años de siembra venía la cosecha,se quedaron con todo,habiendo sido yo el proveedor de los resultados.
    Con una maniobra de ciencia ficción,contando con asesoramiento jurídico de un juez y su equipo, creando engaños, me demolió, dejándome sin el futuro que había construido para mi familia y para ellos.
    Tenía yo,fuego en el pecho,con la cabeza dando vueltas el tema de venganza. Pero me encontré en una iglesia diciendo..."perdona nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden"...
    Se me hizo el clic,y perdoné,alcanzando la paz en mi alma.Las cosas no suceden por casualidad,todo tiene una razón.
    Desde entonces estoy más alerta y sereno, nunca más me excedí en mi trabajo al punto de perder el control de mi vida. Ayudar a otros es mi camino,dentro de mis posibilidades.
    PD: Hoy, mi familia y yo estamos muy bien y fortalecidos,lamentablemente ellos no.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  19. Hola Migue!

    Gracias de verdad por compartir conmigo tu experiencia, que como nos cuentas fue bastante dura, es lo que tiene precisamente la traición y los engaños, que nos desgarran sin medida el corazón y hace que perdamos la confianza en esas personas que tanto queremos.

    Sin embargo, como bien dices, hay algo hermoso en poder perdonar, en dejar las heridas atrás, en tomar los golpes que da la vida, y continuar con la cabeza en alto, sin perder la fe y la esperanza en la humanidad.

    Me alegra mucho saber que todo esta bien ahora en tu vida y familia, porque cuando podemos tomar el golpe y convertirlo en algo provechoso, nuestra vida cambia completamente.

    Cuídate mi querido amigo, un enorme abrazo!!

    ResponderEliminar
  20. Estoy de acuerdo que la traición sólo puede venir de quién amamos. No nos queda otra que mostrarle cabizbajo la otra mejilla cuando nos golpea, pues por el mismo hecho de amar a esa persona es imposible lastimarla, peor matarla aunque el deseo nos invada por unos segundos. Todo esto con respectos a los sentimientos que involucran al “San Valentín”.
    Pero, con respecto de quién no conocemos siquiera y viola nuestros derechos civiles y de nuestros seres amados como son los criminales, mi punto de vista cambia, según la infracción. ¿Venganza o perdón? Si violan a mi esposa: muerte (venganza) para ese infeliz. Si apuntan a una niña de 6 años para robarle el Disc Móvil (como lo hizo un criminal a mi hija, gracias a Dios esta cabeza llena de pus no la mató), el operador de justicia deberá cortarle toda la mano derecha y si hubiera sido un adolescente delincuente (10 a 17 años) los dedos principales de la mano diestra (seguro que la madre y el padre que no lo pudo crear a este REBELDE MALO nos lo perdonará y agradecerá, pues ellos fueron incapaces de hacerlo con ese potencial “más buscado”). El resto de castigos los pueden deducir a este nivel: todo avanzando al extremo mortal. Perdón para los violadores, criminales, asesinos: ¡jamás!; sí ojo por ojo y sí a la pena de muerte. Judas (si fuera cierto lo que dicen las Santas Escrituras) no esperó y se auto eliminó como enseñanza (regla) del pago que deben de recibir los terrícolas perversos (No salgan con esos de los "derechos humanos"). ¿Hasta cuándo ser blandos con estos amigos, hijos, hermanos, primos y demás familiares del diablo y dueño de la maldad humana terrestre?
    El pulpo de la Delincuencia nos está contaminando y eliminando… Sinceramente, respondan en silencio o háganlo público como yo: ¿Muerte o Vida para este Pulpo Sanguinario?… Hasta cuándo no nos dejan trabajar en paz y salir a las calles a laborar con tranquilidad y ganarnos el sustento diario o semanal o mensual. ¿Hasta cuán los pequeños capitalistas que ahorraron todo su vida en un santiamén se les robaron todo estos demenciales perezosos? Nosotros no les debemos nada a ellos como sociedad… encima de eso quieren echarnos la culpa de que nosotros somos los malos y no ellos… ¿Qué tal, como nos manipulan o desean hacerlo?
    Dicen: ¡muerto el perro, la rabia se acaba! …
    No todos tenemos el DERECHO a VIVIR y a muchas otras cosas más (incluso la Paternidad, el voto e incluso el mismo Perdón y Venganza)… y si me toca vivir lo pregonado por hecho de transgredir el “no juzguéis para no ser juzgados”, enfrentar su castigo ahí con mucha valentía me tocará y lo recibiré…
    ¡Felicidades y gracias por motivarme a reflexionar y ver el tipo de persona que he sido, soy, pretendo y pretenderé ser!…

    ResponderEliminar

 

Sobre el autor

Mi foto
Escritor costarricense. Director de la Revista Level Up. Autor de la novela "El Hombre de la Rosa Negra" (ULACIT, 2009), y el microrrelato "Un café para celebrar" (Editorial Costa Rica, 2012). Actualmente se encuentra trabajando en su novela "Nueve minutos para la media noche" (2013).

Obras publicadas...



El Hombre de la Rosa Negra. (ULACIT) (2010) -Descargar-
Premio Joven Creación (Editorial de Costa Rica) (2012) - Descargar-

Lo ultimo en Ticoblogger